Ángel Pardo

Ángel Pardo

Pregunta: ¿Qué puede contarnos sobre sus incios en el mundo del dibujo?

Ángel Pardo: Mis comienzos se parecen muchos a los de otros dibujantes. Afición, montones de cuartillas manchadas de garabatos, castigos de los profesores por estar en clase dibujando y broncas en casa por la misma razón.

P.: Supongo que, como en la casi totalidad de sus colegas de profesión, su vocación nació ya con sus lecturas infantiles.

A.P.: Pues sí. Estamos en 1.934, es decir, tengo apenas diez años y en los quioscos se nos ofrecen tentadoramente, entre otros, El Aventurero, Mickey, Pulgarcito, TBO, PBT… Mi presupuesto, poco más de 10 céntimos, no da más que para coleccionar El Aventurero. Allí tengo a mi alcance a Hal Foster con su Tarzán, a Alex Raymond con su Flash Gordon, y muchas más historietas, pero he mencionado a propósito a estos dibujantes porque luego serán los que van a influir en mi hacer.

P.: ¿Cuál es su personaje preferido?

A.P.: La respuesta a esta cuestión tiene mucho que ver con el recuerdo sentimental. De mis personajes, serían los primeros que creé, por la ilusión que puse en ellos: Héctor el Titán, Edmundo de Glenford, Octavio de Benalcázar, etc., son en realidad, uno solo. De los personajes creados por otros dibujantes, aún teniendo a varios en la imaginación, me decido por El Príncipe Valiente.

Trueno según Pardo 1 Trueno según Pardo 2 Trueno según Pardo 3

P.: Realmente, la forma en que dibuja el personaje cambia muchísimo con el paso del tiempo; Trueno y sus amigos pierden dureza y sus formas se redondeas y perfilan, acercándose a su modo de hacer clásico en los últimos cuadernos ¿Es en ello donde identifica mejor su estilo?

A.P.: Yo creo que ninguno de mis dibujos para El Capitán Trueno refleja mi verdadero estilo. Podría decirse de ellos que son especiales para esta publicación, puesto que requieren rapidez de ejecución, mucho movimiento y entrega semanal de un cuaderno con su correspondiente portada. Ésto, que desde su perspectiva no parece difícil, obliga en muchas ocasiones a pedir ayuda y colaboración a otros dibujantes, que pasarán a tinta los fondos y ropas. Por lo demás, debo estar agradecido a esa colección, por ser la que más popularidad me dió entre el público.

Trueno según Pardo 4 Trueno según Pardo 5

P.: Por último, díganos cuál era, a su juicio, el secreto del éxito de colecciones como El Capitán Trueno.

A.P.: Quizás el éxito del Trueno y otras series aventureras parecidas radicase en que tenían como denominador común estar protagonizadas por grandes luchadores de nobles sentimientos, que defendían todo aquello que consideraban justo. Eran superhombres del “espadazo” y el “mamporro”. En el caso de El Capitán Trueno, pudo influír el paisanaje. Además, no estaban lejos tres guerras; flotaba en el ambiente el relato de muchas hazañas reales. Desde el punto de vista político éramos una nación aislada. Tal vez todo ello conformó en una mayoría de lectores la necesidad de ser fuertes, invencibles, al modo de esos héroes de papel.

José Luis Barón Sesé
Extraído de “Aventuras Bizarras/Las Nuevas Aventuras de El Capitán Trueno”, de Editorial Planeta-De Agostini, S.A.

 

5 replies


  1. TE AMO, PARDO. En tus dibujos noto el viento del Norte que te azotó en la paramera burgalesa, tus viñetas siempre con el cielo cubierto; fuiste un crack, en una época en la que esa palabra no existía, en una época en la que la valentía consistía en estampar tu firma en contra de tus jefes, en dibujar rostros en lugar de pegarlos a cuerpos…
    Siempre soñaré con las imágenes que creaste, al acostarme. CREADOR…


  2. De los dibujantes que siguieron la estela de Ambrós se puede hacer una tesis completa por la gran cantidad y variedad de estilos. Muchos de ellos se quejaban de que en Bruguera les obligasen a copiar el estilo de Ambrós. Yo lo que mantengo como seguidor del Capitán Trueno, aunque sea contrario a estos artistas, es que Bruguera acertó de pleno y que las aventuras dibujadas en particular por Angel Pardo pierden gran fuerza por permitírsele su estilo propio,tan alejado del original que a veces parece irreconocible, y sobre todo de una calidad muy inferior al de Ambrós, tanto en las caras de los protagonistas como el nivel de detalles de fondo(inexistente). ¡qué grande fue Ambrós!


  3. Pienso que los “añorismos” fundamentalistas no conducen a nada. Está claro que Pardo fue un maestro, se ciñó al estilo de la serie y (gracias a dios) le imprimió su sello. Ambrós creó todo el mundo de Trueno, Ambrós fue el gran maestro, el mejor: estamos de acuerdo.
    Pero ¿acaso el Batman de Miller fue “inferior” por marcar su impronta y desmarcarse (muchísimo más que Pardo de Ambrós) de los anteriores autores??
    Esto pasa todos los días en el cómic, y es bueno; si no hablamos de comics de autor (Tintín, Corto Maltés, Eisner, Crumb) si no de personaje, cuando el presonaje sobrepasa a sus autores (como es el caso) es enriquecedor dar salida a obras de diferentes dibujantes y guionistas.
    A mí me encanta el Trueno de Burns y el reciente de López y Gálvez; y me pierdo en estremecimientos con el de Ambrós, obra maestra. Pero así se construye un personaje.
    VIVA AMBRÓS, PARDO, FUENTES MAN, BERNAL, BURNS, BERMEJO, REDONDO, GÁLVEZ Y LÓPEZ Y, POR SUPUESTO, VICTOR MORA (y de paso su mujer Armonía Rodríguez)…


  4. Lo siento,pero tengo que decir que editorial Bruguera en su momento tuvo que hacer lo posible por mantener a Ambros dibujando al Capitan Trueno,pues creo que es uno de los mejores dibujantes de historieta que a existido en el comic español,y sin desmerecer a Angel Pando,que fue el que mas cuadernos dibujo del Capitan Trueno,su dibujo nunca tendria la frescura y el realismo de Ambros,es,como,por ejemplo,El Guerrero Del Antifaz,nadie se imagina otro dibujante que no sea Manuel Gago(otro gran maestro,todo sea dicho),en su realizacion,la serie de Trueno perdio mucho con la marcha de Ambros,no en los argumentos,pues los guiones de Victor Mora seguian siendo muy entretenidos,pero el dibujo nunca seria el mismo que las primeras historietas dibujadas por Ambros.


  5. Bueno, he de decirte que Pardo superó en mucho el número de páginas dibujadas. Un personaje como Trueno se enriquece con los autores y la diversidad de estilos. Envidio en eso a otros personajes, como Batman, que se han convertido en un mito sólido a lo largo de las décadas con las aportaciones de sus autores, diversos y maravillosamente ricos (independientemente de que te puedan gustar más o menos unos que otros).
    Eso en España, o en ámbitos en los que se lee muy poco cómic de todos los paises y todos los tiempos es difícil de entender.

Dejar una respuesta

Cerrar
Enviar por Correo